Español English

Vinarius nace en una bodega dividida en dos espacios bien definidos: por un lado lo que denominamos “sancta santorum” –es decir el sitio concreto donde se guardarán y conservarán los vinos, aislado y protegido especialmente por una puerta blindada y un sistema especial de alarmas de seguridad- y por otro el espacio más amplio que la contiene, donde se desarrollarán las actividades complementarias, y que denominamos “bodega mayor”.

Con el nombre de “sancta santorum” es conocida en los medios académicos la bóveda de seguridad que contiene los manuscritos e impresos más antiguos y valiosos de la Biblioteca de la Universidad de Salamanca, en cierto sentido por su forma y por lo que contendrá, nos ha parecido interesante el paralelismo que se puede realizar con esta parte de la bodega.

El dormitorio tiene dos plantas que pueden albergar cómodamente más de 3.000 botellas que duermen en silencio, oscuridad, temperatura y humedad excepcionales, que le proporcionan naturalmente los muros de piedra natural de la cava pasiva. Una puerta de seguridad lo separa del exterior desde donde se puede observar por Internet, y a través de una cámara IP, el estado de los caldos que a su vez se aprecia a través de dos sensores digitales que en todo momento controlan el interior de la bóveda.

Es el tesoro de Vinarius y como tal está protegido bajo 7 llaves, dos son convencionales, una es biométrica y las 4 restantes son a través de un transponder (cilindros de cierre programables mediante radiocontrol que reciben autorizaciones de acceso individuales y personales a través de la programación del plan de cierre, donde la unidad de control utilizada exige que partes del código criptográfico cambien continuamente).

Si desea visitar la cava es necesario presentar esta invitación impresa y hacer la reserva correspondiente.

Acreditaciones